Christoph Hein

Christoph Hein en el año 2012.

Christoph Hein (Jasienica, 8 de abril de 1944) es un escritor, traductor y ensayista alemán.

Vida

Christoph Hein en 1989.
Christoph Hein en el Theaterhaus Mitte de Berlín (2004).

Se crio en la pequeña ciudad de Bad Düben, cerca de Leipzig. Como era un hijo de un párroco[2]​ Después fue asesor artístico y autor en el Volksbühne en Berlín Este. Desde 1979 fue escritor independiente.

Se hizo conocido por su novela corta Der fremde Freund, publicada en la República Democrática Alemana (RDA) en 1982 y en la República Federal Alemana en 1983 bajo el título de Drachenblut. En 1983 se publicó su pieza teatral más exitosa, Die Wahre Geschichte des Ah Q (La verdadera historia de Ah Q). Tradujo obras de Jean Racine y Molière. Entre 1998 y 2000 fue el primer presidente del PEN Internacional de la Alemania reunificada, y desde mayo de 2014 es su presidente de honor. Hasta julio de 2006 fue coeditor del semanario Freitag. Tiene dos hijos a raíz de su matrimonio con la ya fallecida directora de cine Christiane Hein;[3]​ el menor de ellos es el escritor y médico Jakob Hein. Desde 2011 está casado con la cantante de ópera Maria Husmann. Es miembro de la Academia Alemana de la Lengua y la Poesía y de la Sächsische Akademie der Künste.

El 8 de octubre de 2004 el consejero de cultura de Berlín, Thomas Flierl, confirmó que se estaba negociando la incorporación de Hein al Teatro Alemán de Berlín como director artístico. Tenía que hacerse cargo desde la temporada de teatro 2006-2007 y suceder a Bernd Wilms, cuyo contrato no sería prorrogado. El 29 de diciembre de 2004 mediante una conferencia de prensa renunció al cargo después de recibir numerosas críticas por parte del mundo teatral y de la prensa.

Su novela Willenbrock fue adaptada al cine en el año 2005 por Andreas Dresen. Hans-Eckardt Wenzel, que conoció a Hein cuando participaron en la película Letztes aus der Da Da eR en el año 1990, puso música a su obra lírica en el año 2009.

El 13 de abril de 2011 fue nombrado ciudadano de honor de Bad Düben.[4]

Desde la publicación de Der fremde Freund es considerado como uno de los autores alemanes contemporáneos más importantes; antes de eso publicó fundamentalmente relatos que se desarrollaban en distintos siglos donde en muchas ocasiones se adoptaba el punto de vista de los personajes secundarios. Gran parte de su prosa se centra en el amor, aunque las parejas que retrata raramente son felices.

En su obra dramática trata principalmente sobre las fuerzas motrices de la historia y sobre las revoluciones fracasadas, aunque para él el destino de las grandes personalidades o los eventos concretos de la historia del mundo son secundarios.