Cayo Fabricio Luscino

Cayo Fabricio Luscino (en latín, Gaius Fabricius Luscinus) fue un político y militar de la República romana, supuestamente el primero de la gens Fabricii en trasladarse a la ciudad de Roma, siendo su familia originaria de Alatri.[1]​ El cognomen Luscino se traduce por tuerto.

Su primera misión

Él es mencionado por primera vez en el año 285 a. C. o 284 a. C., cuando fue enviado como embajador a Tarento, para disuadir a los tarentinos de hacer la guerra contra Roma, pero fue detenido por ellos, mientras enviaban embajadas a los etruscos, umbros, y a los galos, con el propósito de formar una gran coalición contra Roma.[2]​ Debe, sin embargo, haber sido puesto en libertad poco después, porque fue cónsul en 282 a. C. con Q. Emilio Papo.