Castillo Sant'Angelo

El Castillo de Sant'Angelo visto desde el puente homónimo.
El Castillo de Sant'Angelo y el Puente de Sant'Angelo.
Castel Sant Angelo Roma Italy 2013 03 a.jpg

El Castillo de Sant'Angelo o Castel Sant'Angelo (también conocido como el Mausoleo de Adriano o Mole Adrianorum) es un monumento romano situado en la orilla derecha del río Tíber, en frente del pons Aelius (actual puente de Sant'Angelo), a poca distancia de la Ciudad del Vaticano.

Iniciado por el emperador Adriano en el año 135 para ser su mausoleo personal y familiar, fue terminado por Antonino Pío en 139. El monumento, levantado con piedra de travertino, estaba engalanado en su cima por una cuadriga en bronce guiada por el emperador Adriano. El edificio cambió de uso muy pronto y se convirtió en un edificio militar. Se integró a la Muralla Aureliana en el 403.

Mole Adrianorum: aproximación mediante simulación digital a su posible apariencia original.
Sant'Angelo

El actual nombre del castillo data del año 590, durante una gran epidemia de peste que golpeó la ciudad de Roma. El papa de la época, Gregorio I, vio al Arcángel San Miguel sobre la cima del castillo que envainaba su espada significando el fin de la epidemia. Para conmemorar la aparición, la estatua de un ángel corona el edificio (primero una estatua en mármol de Raffaello da Montelupo, y desde 1753 una de bronce de Pierre van Verschaffelt sobre un dibujo de Bernini).

San Miguel Arcángel según la leyenda de su aparición.

Desde 1277, el castillo está conectado con la Ciudad del Vaticano por un corredor fortificado, llamado Passetto, de unos 800 metros de longitud. La fortaleza fue el refugio del Papa Clemente VII durante el asedio y saqueo de Roma en el año 1527, que llevaron a cabo las tropas del rey Carlos I de España, Emperador del Sacro Imperio Romano Germánico.

Origen

Iniciado por el emperador romano Adriano (76-138) en el año 135 para ser su mausoleo personal y familiar, y terminado por el también emperador Antonino Pío en 139, se halla en la orilla derecha (bajando) del río Tíber, en frente del Pons Aelius Hadrianus (actual puente de Sant'Angelo, construido en el año 133), a poca distancia de la Ciudad del Vaticano.

En la construcción se depositaron las cenizas del emperador Adriano tras su fallecimiento en Baiae en el año 138 (por lo que se denominó originalmente al monumento "Hadrianeum"; hoy se llama así a otro monumento de la época de Adriano en la romana Piazza da Pietra) y a su esposa Vibia Sabina, su primer hijo adoptivo (el emperador Lucio Aelio Vero, fallecido también en el año 138), luego a su sucesor Antonino Pío y su esposa Faustina la Mayor, y también a los siguientes emperadores: Marco Aurelio, Cómodo, Septimio Severo y su esposa Julia Domna y sus hijos y sucesores los emperadores Geta y Marco Aurelio Antonino Basiano (más conocido como Caracalla, enterrado en el año 217). El arquitecto fue un tal Demetriano.

El puente romano (hoy solo peatonal), del que las tres arcadas centrales son originales, es uno de los más bellos de Roma y cruza el río Tíber para unir el centro de la Roma antigua con la entrada de la fortaleza al otro lado del río. Las estatuas de los apóstoles Pedro y Pablo que lo flanquean fueron encargadas por el papa Clemente VII a mediados del siglo XVI, y Bernini, con solo 17 años, dibujó las figuras de los ángeles que sus alumnos modelaron entre 1660 y 1667. Solo tras la colocación de las estatuas recibió el puente su actual nombre.