Captura del Fuerte Ticonderoga

Captura del Fuerte Ticonderoga
Parte de la Guerra de Independencia de los Estados Unidos
Fort Ticonderoga 1775.jpg
Captura del Fuerte Ticonderoga muestra a Ethan Allen demandando la rendición del fuerte (Alonso Chappel 1858)
Fecha10 de mayo de 1775
LugarTiconderoga, Nueva York
Coordenadas43°50′29″N 73°23′17″O / 43°50′29″N 73°23′17″O / -73.388055555556
ResultadoFuerte Capturado por Rebeldes estadounidenses
Beligerantes
Trece ColoniasGran Bretaña
Comandantes
Ethan Allen Benedict ArnoldWilliam Delaplace
Fuerzas en combate
8348
Bajas
Desconocidas48 prisioneros

La captura del Fuerte Ticonderoga fue un suceso acontecido en los comienzos de la Guerra de Independencia de Estados Unidos. El 10 de mayo de 1775, los coroneles Ethan Allen y Benedict Arnold sorprendieron y capturaron a una pequeña guarnición británica en el Fuerte Ticonderoga. Los cañones capturados en el fuerte fueron posteriormente destinados a fortificar Dorchester Heights y romper el estancamiento en el asedio de Boston.

Antecedentes

Aun antes del inicio de las hostilidades de la Guerra de Independencia de Estados Unidos, los Revolucionarios Americanos estaban preocupados por el Fuerte Ticonderoga. El fuerte era un lugar valioso por varias razones. En primer lugar, disponía de un buen número de cañones y artillería pesada, algo de lo que los americanos prácticamente carecían. En segundo lugar, el fuerte estaba en el valle del lago Champlain, la ruta entre las Trece Colonias rebeldes y las provincias canadienses controladas por los británicos. Tras el inicio de la guerra en la Batalla de Lexington y Concord el 19 de abril de 1775, los americanos decidieron tomar el fuerte antes de que pudiera ser reforzado por los británicos, que podrían usarlo para lanzar ataques a la retaguardia americana. No se sabe con exactitud quién propuso por primera vez la conquista del fuerte, aunque la idea se ha atribuido a John Brown, Benedict Arnold y Ethan Allen, entre otros.

Ticonderoga ya no era la fortaleza que había sido en 1758, cuando los franceses la defendieron durante un ataque británico. Después de la Cesión Francesa de 1763, el fuerte ya no estaba en la frontera de dos grandes imperios. Había caído en desuso; la guarnición constaba de solo 2 oficiales y 46 hombres, muchos de ellos inválidos (soldados con tareas limitadas debido a enfermedad o discapacidad). También vivían allí 24 mujeres y niños. Aunque había perdido importancia, el Fuerte Ticonderoga aún conservaba la reputación de ser «la puerta del continente» o el «Gibraltar Americano», pero en 1775 era, según el historiador Christopher Ward, «más una villa que un fuerte».