Calisto (satélite)

  • calisto
    callisto.jpg
    el satélite calisto por la sonda galileo
    descubrimiento
    descubridor g. galilei
    s. marius[1]
    fecha 7 de enero de 1610[1]
    designaciones júpiter iv
    categoría satélite galileano
    estrella júpiter
    elementos orbitales
    longitud del nodo ascendente 298,848 °[2]
    inclinación 0,192 °[2]
    argumento del periastro 52,643 °[2]
    semieje mayor 1 882 700 km[2]
    excentricidad 0,0074[2]
    anomalía media 181,408 °[2]
    elementos orbitales derivados
    Época j2000.0
    periastro o perihelio 1 869 000 km (periapsis)
    apoastro o afelio 1 897 000 km (apoapsis)
    período orbital sideral 16 d 16 h 32,19 m 
    velocidad orbital media 8,204 km/s
    satélite de júpiter
    características físicas
    masa 1,075938 ± 0,000137·1023 kg[3]
    volumen 5,9•1010 km3
    densidad 1,8344 ± 0,0034 kg/m3
    Área de superficie 7,30•107 km2
    radio 2 410.3 kilómetros
    diámetro 4820,6 ± 1,5 km
    gravedad 1,235 m/s2
    velocidad de escape 2441 m/s
    periodo de rotación 16 d 16 h 32,19 m 
    magnitud absoluta 5,65[4]
    albedo 0,22[5]
    características atmosféricas
    temperatura
    mínima[5]165 k
    composición
    co2~4×108 cm3[7]
    cuerpo celeste
    anterior ganimedes
    siguiente temisto

    calisto (del griego Καλλιστώ) es un satélite del planeta júpiter descubierto en 1610 por galileo galilei.[9]

    este satélite está compuesto aproximadamente por partes iguales de roca y hielo, con una densidad media de unos 1,83 g/cm3. los componentes detectados mediante la firma espectral de la superficie incluyen hielo, dióxido de carbono, silicatos y compuestos orgánicos. la investigación de la sonda espacial galileo reveló que calisto tiene un núcleo, compuesto principalmente de silicatos, y además, la posibilidad de la existencia de un océano interno de agua a una profundidad superior a 100 kilómetros.[11]

    la superficie de calisto está repleta de cráteres y es muy antigua. no presenta señales de actividad tectónica y se piensa que su evolución se ha producido predominantemente bajo la influencia de los impactos de numerosos meteoritos a lo largo de su existencia.[5]​ la edad absoluta de los accidentes geográficos se desconoce.

    calisto está rodeado por una atmósfera extremadamente fina, compuesta de dióxido de carbono y probablemente de oxígeno molecular,[15]

    la probable presencia de un océano líquido bajo la superficie de calisto indica que puede o podría haber albergado vida.[18]

  • nombre y descubrimiento
  • Órbita y rotación
  • características físicas
  • origen y desarrollo
  • posibilidades de vida en un océano interno
  • exploración
  • potencial colonización
  • véase también
  • referencias
  • enlaces externos

Calisto
Callisto.jpg
El satélite Calisto por la sonda Galileo
Descubrimiento
Descubridor G. Galilei
S. Marius[1]
Fecha 7 de enero de 1610[1]
Designaciones Júpiter IV
Categoría Satélite galileano
Estrella Júpiter
Elementos orbitales
Longitud del nodo ascendente 298,848 °[2]
Inclinación 0,192 °[2]
Argumento del periastro 52,643 °[2]
Semieje mayor 1 882 700 km[2]
Excentricidad 0,0074[2]
Anomalía media 181,408 °[2]
Elementos orbitales derivados
Época J2000.0
Periastro o perihelio 1 869 000 km (periapsis)
Apoastro o afelio 1 897 000 km (apoapsis)
Período orbital sideral 16 d 16 h 32,19 m 
Velocidad orbital media 8,204 km/s
Satélite de Júpiter
Características físicas
Masa 1,075938 ± 0,000137·1023 kg[3]
Volumen 5,9•1010 km3
Densidad 1,8344 ± 0,0034 kg/m3
Área de superficie 7,30•107 km2
Radio 2 410.3 kilómetros
Diámetro 4820,6 ± 1,5 km
Gravedad 1,235 m/s2
Velocidad de escape 2441 m/s
Periodo de rotación 16 d 16 h 32,19 m 
Magnitud absoluta 5,65[4]
Albedo 0,22[5]
Características atmosféricas
Temperatura
Mínima[5]165 K
Composición
CO2~4×108 cm3[7]
Cuerpo celeste
Anterior Ganimedes
Siguiente Temisto

Calisto (del griego Καλλιστώ) es un satélite del planeta Júpiter descubierto en 1610 por Galileo Galilei.[9]

Este satélite está compuesto aproximadamente por partes iguales de roca y hielo, con una densidad media de unos 1,83 g/cm3. Los componentes detectados mediante la firma espectral de la superficie incluyen hielo, dióxido de carbono, silicatos y compuestos orgánicos. La investigación de la sonda espacial Galileo reveló que Calisto tiene un núcleo, compuesto principalmente de silicatos, y además, la posibilidad de la existencia de un océano interno de agua a una profundidad superior a 100 kilómetros.[11]

La superficie de Calisto está repleta de cráteres y es muy antigua. No presenta señales de actividad tectónica y se piensa que su evolución se ha producido predominantemente bajo la influencia de los impactos de numerosos meteoritos a lo largo de su existencia.[5]​ La edad absoluta de los accidentes geográficos se desconoce.

Calisto está rodeado por una atmósfera extremadamente fina, compuesta de dióxido de carbono y probablemente de oxígeno molecular,[15]

La probable presencia de un océano líquido bajo la superficie de Calisto indica que puede o podría haber albergado vida.[18]