Calentamiento de marea

El calentamiento de marea se produce a través de los procesos de fricción de las mareas: La energía orbital y la rotacional se disipan en forma de calor, ya sea en la superficie del océano o en el interior de un planeta o satélite. Ío, una luna joviana, es el cuerpo con mayor actividad volcánica del sistema solar, sin cráteres de impacto en su superficie, a causa de la fuerza de marea que ejerce Júpiter sobre el satélite.[2]

La cantidad total de calentamiento de marea se obtiene de la expresión: , donde es el radio del satélite (o planeta), es el movimiento orbital medio, es la excentricidad de la órbita, es un factor de disipación adimensional y es el módulo de corte. El calentamiento de marea se suele expresar como un número adimensional C igual al cociente del calentamiento de marea por el calentamiento interno total.[3]