Buque torpedero
English: Torpedo boat

Un buque torpedero es un buque relativamente pequeño y rápido diseñado para portar y lanzar torpedos durante un combate naval. Los primeros diseños consistían en los torpedos unidos al buque mediante un mástil, y en atacar en forma de ariete. Más tarde surgieron los torpedos autopropulsados. Fueron creados inicialmente para atacar a los acorazados y otros grandes buques, lentos y fuertemente blindados aprovechando su velocidad y maniobrabilidad.

El torpedo, tal y como lo conocemos, fue desarrollado en 1860 por el Capitán Giovanni Luppis (también conocido como Ivan Blaz Lupis) en la ciudad de Rijeka, Croacia, que formaba parte del Imperio austrohúngaro. Fue mostrado en público por primera vez en 1860. La primera fábrica de torpedos fue construida en Rijeka.

Guerra Civil estadounidense

Esquema del torpedero confederado CSS David.

La Guerra de Secesión trajo consigo un importante número de innovaciones en la guerra naval, incluyendo el primer buque torpedero, que portaba torpedos sobre un mástil. En 1861, el presidente Lincoln impuso un bloqueo naval sobre los puertos sudistas, que impedía los esfuerzos por parte de la Confederación de comprar armamento en el extranjero. El sur carecía de los medios para construir una flota capaz de hacer frente a la Armada de la Unión. Una estrategia para contrarrestar este bloqueo se basó en el despliegue de buques torpederos, barcos pequeños y rápidos diseñados para atacar a los buques principales de la flota de bloqueo.

Los buques torpederos de la clase David eran buques de vapor que navegaban parcialmente sumergidos. No eran auténticos submarinos, pero podrían considerarse como “semisumergibles”, ya que solo la chimenea y unos pocos centímetros de casco estaban por encima de la línea de flotación. En una noche oscura y usando antracita como combustible, eran virtualmente invisibles. Recibían su nombre por la historia bíblica de David y Goliath.

Los CSS Squib y representan otro tipo de buques torpederos, que aunque también presentaban un francobordo bajo, fueron construidos con cubierta abierta y carecían de los tanques de lastre de los Davids.

Un torpedero clase David después de la guerra.

Los buques torpederos confederados iban armados con torpedos de pértiga. Estos consistían en una carga de pólvora situada dentro de un contenedor a prueba de agua, montado al extremo de una larga pértiga en la proa del buque torpedero por debajo de la línea de flotación. El buque torpedero atacaba su blanco embistiéndolo, por lo que el torpedo se clavaba en el casco del buque enemigo mediante un espolón situado en su parte delantera. El buque torpedero se alejaba hasta una distancia segura y detonaba el torpedo, usualmente mediante un largo cordón conectado al detonador.

En general, los buques torpederos confederados no fueron demasiado efectivos. Sus bajos francobordos hicieron que fueran fáciles de hundir, y en ocasiones, el fuego de sus calderas se extinguía por el agua propulsada por la explosión de sus torpedos. Además era habitual que los torpedos exploten antes de tiempo, o que no detonen.

En la Armada de la Unión, en 1864 el Teniente Cushing lanzó un buque torpedero con torpedo de pértiga contra el acorazado . Ese mismo año, la Unión botó el , un buque con innovaciones tecnológicas, incluyendo tanques de lastre para operaciones de ataque y una pértiga extensible reutilizable para la colocación del torpedo.