Budismo tibetano

Budismo tibetano
Ganzi-monasterio-d35.jpg
Rueda del dharma Tibetana
FundadorBuda Gautama
Deidad o Deidades principalesBudas, Bodhisattvas, Dakinis, etc
RamasGelug, Nyingma, Sakia, Kagyu
TipoBudismo
Número de seguidores estimado20.000.000
Seguidores conocidos comoBudistas tibetanos
Escrituras sagradasSutras, Tantras
Lengua litúrgicaTibetano, sánscrito
País o región de origenFlag of Tibet.svg Tíbet
País con mayor cantidad de seguidoresBandera de Mongolia Mongolia
CleroLamas, Tulkus, Ngagpas

El budismo tibetano, también conocido como lamaísmo, budismo vajrayāna, budismo tántrico o budismo indo-tibetano, es el budismo que se desarrolló en los Himalayas. Esta forma de budismo es seguida por el 6 % de todos los budistas, siendo una de las escuelas budistas más practicadas y una de las mejor conocidas en Occidente.[1]

El budismo tibetano es una forma de budismo mahayana que surge de las últimas etapas del budismo indio (y también es parte de la tradición tántrica Vajrayana). Sin embargo, también incluye desarrollos y prácticas nativas tibetanas.

Además de las prácticas clásicas budistas de Mahayana como las seis perfecciones, el budismo tibetano también incluye prácticas tántricas, como el yoga de la deidad y los seis yogas de Naropa. Su principal objetivo es la budeidad. El lenguaje principal del estudio de las escrituras en esta tradición es el tibetano.

El budismo tibetano está presente en Bután, Mongolia, Nepal, varias regiones de la República Popular de China (como Tíbet y Manchuria), varias regiones de la Federación Rusa (Buriatia, Kalmukia y Tuvá) y varias regiones de la India (como Ladakh, Sikkim y diversos municipios de los Himalayas indios como Dharamsala).

Al tener unos 20 millones de seguidores,[1]​ mayoritarios en diferentes países y regiones autónomas, es una de las ramas más grandes e importantes del budismo.

Asociado a este tipo de budismo aparece la figura del lama, que puede ser laico o monástico. En la clásica división del budismo entre monjes y laicos, los lamas tibetanos suponen una figura con relevancia no solo religiosa sino que fueron centro de la vida social y económica de Tíbet.

Nombre

El término tibetano nativo para el budismo es "El Dharma de las personas de dentro" (nang chos) o "El Dharma de Buda de las personas de dentro" (nang pa sangs rgyas pa'i chos).[3]

Los occidentales se dirigieron inicialmente a China en busca de un entendimiento del budismo tibetano. Allí el término usado fue Lamaismo (lama jiao) para distinguirlo del budismo chino tradicional (fo jiao). El término fue tomado por eruditos occidentales, incluido Hegel, ya en 1822.[6]

Otro término, "Vajrayāna" (Tib. dorje tegpa) se usa ocasionalmente para el budismo tibetano. Más precisamente, Vajrayāna significa un cierto subconjunto de prácticas y tradiciones que no solo son parte del budismo tibetano, sino que también son prominentes en otras tradiciones budistas.

En el oeste, el término "budismo indo-tibetano" se ha vuelto actual, en reconocimiento de su derivación de las últimas etapas del desarrollo budista en el norte de la India.[7]