Bola de espejos
English: Disco ball

Una bola de espejos esparciendo los rayos de luz a su alrededor.
La escultura They Shoot Horses, Don't They? de Michael Trainor.

Una bola de espejos o bola de discoteca es un objeto esférico que refleja luz en varias direcciones, produciendo un complejo efecto visual. Su superficie está cubierta con cientos o miles de espejos, casi todos con la misma forma y tamaño. Usualmente, se cuelga sobre la cabeza del público desde un dispositivo que la hace rotar continuamente en un eje vertical. Al mismo tiempo, es iluminada con focos para que la luz rebote en ella y el público pueda visualizar rayos que se mueven sobre ellos y sobre las paredes del recinto.

La bola de espejos más grande del mundo fue instalada en 2002 por el artista Michael Trainor en Blackpool, Inglaterra (53°47′00.3″N 3°03′31.1″O / 53°47′00.3″N 3°03′31.1″O / -3.058639).[1]

Véase también