Blade Runner 2049

Blade Runner 2049[8]Ridley Scott ejerció como productor ejecutivo y el reparto cuenta con Ryan Gosling, Harrison Ford, Ana de Armas, Sylvia Hoeks, Robin Wright, Jared Leto, Dave Bautista, Carla Juri, Mackenzie Davis, Barkhad Abdi, David Dastmalchian, Hiam Abbass y Lennie James.

Ubicada treinta años después de la película original, la historia describe a un blade runner replicante llamado K descubriendo los restos de una mujer replicante que en algún momento del pasado estuvo embarazada, lo cual es aparentemente imposible. Para evitar una posible guerra entre humanos y replicantes, K se encarga secretamente de encontrar al niño y destruir toda evidencia relacionada con él, llevándolo a descubrir que este está vinculado al desaparecido blade runner Deckard.

Su premier fue en el Dolby Theatre de Los Ángeles el 3 de octubre de 2017, estrenándose en los Estados Unidos el día 6 del mismo mes en 2D, 3D e IMAX 3D. La película recibió la aclamación de la crítica. Su dirección, fotografía, música, diseño de producción y efectos visuales obtuvieron notables elogios, siendo considerada por algunos como una de las mejores secuelas jamás hecha.[12]

Blade Runner 2049 recibió cinco nominaciones en los 90.º Premios Óscar, ganando el Óscar a los mejores efectos visuales y a la mejor fotografía. Recibió ocho nominaciones en la 71.ª edición de los premios BAFTA, incluida la de mejor director, y ganando la de mejor fotografía y mejores efectos visuales.

Argumento

En 2049, seres humanos creados a partir de bioingeniería llamados replicantes se han integrado en la sociedad, ya que la vida vinculada a la bioingeniería resultó ser necesaria para asegurar la supervivencia de la humanidad. K, un modelo más reciente creado para obedecer, funciona como un blade runner para el LAPD, cazando y "retirando" modelos de replicantes clandestinos más viejos. Su vida en el hogar la comparte con su pareja holográfica Joi, un producto de Wallace Corporation.

La investigación de K acerca del Movimiento de Libertad Replicante lo conduce a una granja, donde "retira" al replicante clandestino Sapper Morton y encuentra una caja enterrada con lo que parecen ser restos óseos en su interior. El análisis forense revela que son de una replicante femenina que murió como resultado de complicaciones de una cesárea de emergencia. K encuentra esto inquietante ya que el embarazo en replicantes se pensó originalmente que era imposible.

La teniente Joshi, superior de K, le ordena destruir todas las pruebas relacionadas con el caso y retirar al niño, ya que cree que el conocimiento de que los replicantes son capaces de reproducirse es peligroso y podría conducir a la guerra. K, perturbado por sus órdenes, visita la sede del fabricante de replicantes Niander Wallace, que identifica al cuerpo como el de Rachael, una replicante experimental a la que le fueron implantados recuerdos humanos por su creador el Dr. Eldon Tyrell. En el proceso, averigua su relación romántica con el veterano blade runner Rick Deckard, quien desapareció treinta años antes. K visita a un antiguo oficial de policía compañero de Deckard, Gaff, pero este no sabe dónde se encuentra. Creyendo que la reproducción en replicantes puede reforzar su producción, pero incapaz de darles esta habilidad a sí mismos, Wallace envía a su replicante ejecutora Luv para robar los restos de Rachael de la sede del LAPD y seguir a K para encontrar al hijo de Rachael. Wallace espera utilizar al niño para diseñar una reproducción replicante y expandir sus operaciones fuera del mundo.

Volviendo a la granja de Morton, K encuentra una fecha oculta que coincide con un recuerdo suyo de la infancia vinculado al ocultamiento de un caballo de juguete. K encuentra más adelante el caballo de juguete en un orfanato, sugiriendo que sus recuerdos, que él pensó que eran implantes, son verdaderos. Joi insiste en que esto es una prueba de que K es de hecho una persona real, dándole el apodo de "Joe". Mientras busca registros de nacimiento para ese año, descubre una anomalía: unos "gemelos" nacieron ese día con un ADN idéntico excepto por el cromosoma sexual; sólo el niño aparece como vivo. K busca a la Dra. Ana Stelline, una diseñadora de recuerdos que le informa que es ilegal programar replicantes con los verdaderos recuerdos de seres humanos, llevando a K a creer que podría ser el hijo de Rachael. Después de fallar un test de referencia postraumático, K es suspendido por Joshi, pero explica que erró la prueba porque terminó su misión de matar al niño. Joshi, sabiendo que K será perseguido por desviarse de su referencia, le da cuarenta y ocho horas para desaparecer. K transfiere a Joi a un emisor móvil a pesar de saber que si es dañado ella dejará de existir para siempre.

Inquebrantable, K analiza el caballo de juguete y encuentra rastros de radiación que lo llevan a las ruinas de lo que una vez fue Las Vegas, donde encuentra a Deckard. Mientras tanto, Luv mata a Joshi después de amenazarla para que revelase la ubicación de K. Deckard confiesa que enseñó a los replicantes a entremezclar los registros para cubrir sus huellas, viéndose obligado a dejar a una Rachael embarazada con el Movimiento de Libertad Replicante para protegerla. Tras lograr rastrear la localización de K, Luv y sus hombres llegan para secuestrar a Deckard. En la confrontación dejan a un K herido gravemente de muerte, destruyendo Luv el emisor de Joi. K es más tarde rescatado por el Movimiento de Libertad Replicante, revelándole su líder Freysa que el hijo de Rachael es en realidad una niña. Esto lleva a K a darse cuenta de que Stelline es la hija, ya que es la única capaz de crear el recuerdo y de implantarlo en él. Freysa insta a K a impedir que Wallace descubra los secretos de la reproducción replicante por cualquier medio necesario, incluyendo la muerte de Deckard.

En Los Ángeles, Deckard es llevado ante Wallace, quien sugiere que los sentimientos de Rachael por él fueron diseñados por su creador Tyrell para probar la posibilidad de que una replicante se quedara embarazada. Deckard se niega a cooperar con Wallace, incluso cuando este último le muestra una recreación replicante de Rachael. Luv escolta a Deckard a uno de los puestos de Wallace en el mundo exterior con el fin de ser torturado para obtener información. K los intercepta antes de pelear y matar a Luv. Escenifica la muerte de Deckard para protegerlo tanto de Wallace como de los replicantes, y conduce a Deckard al departamento de Stelline. K anima a Deckard a conocer a su hija y le hace saber que todos sus mejores recuerdos son de ella. Deckard entra cautelosamente en el departamento y se acerca a Stelline, mientras K, gravemente herido, se recuesta sobre los escalones y sucumbe a sus heridas.[14]