Birmania británica

British Birmania
Birmania Británica

Provincia de la India Británica (1886-1937)
Colonia del Reino Unido (1937-1948)

British Raj Red Ensign.svg
Flag of the Alaungpaya Dynasty of Myanmar.svg
Flag of Burma 1943.gif

1824-1948

Flag of Burma 1943.gif
Flag of Burma (1948–1974).svg

Escudo
BanderaEscudo
Ubicación de Birmania
CapitalRangún
Idioma oficialInglés, Birmano
Período históricoColonialismo, Primera Guerra Mundial, Periodo entreguerras Segunda Guerra Mundial
 • Primera Guerra Anglo-Birmana5 de marzo de 1824
 • Guerras Anglo-Birmanas1824-1826, 1852, 1885
 • Movimiento anticolonial1918-1942
 • Secesión del Raj británico1937
 • Ocupación japonesa1942-1945
 • Independencia del Reino Unido4 de enero de 1948

La Birmania británica o dominio británico de Birmania se extendió entre 1824 y 1948. Se inició con las Guerras anglo-birmanas, tras las que se convirtió en provincia de la India británica, y finalizó con la independencia de Birmania como estado independiente en 1948.

Después de su victoria en la Primera guerra anglo-birmana en 1826, los británicos se anexionaron varias partes del territorio de Birmania, entre las que se incluían Rakáin, Tenasserim; en 1852, tras la Segunda guerra anglo-birmana se anexionaron la Baja Birmania. Estos territorios fueron designados como provincia menor de Birmania británica, dependiente del Raj británico, en 1862.[1]​ Esta situación se prolongó hasta 1937, cuando Birmania empezó a ser administrada por separado por la Burma Office y la Secretaría de Estado para la India y Birmania. Birmania finalmente obtuvo su independencia completa el 4 de enero de 1948.

Birmania es referida a veces como la "Colonia de Escocia", debido al gran papel desempeñado por los escoceses en la colonización y la gestión del país - el más destacado es Sir James George Scott, y la Irrawaddy Flotilla Company.

Antecedentes

Entre finales del siglo XVIII y principios del XIX, la monarquía birmana practicó una política expansionista contra sus vecinos que le llevó a invadir y conquistar el reino de Arakán (actualmente Estado de Rakáin) en 1784, lo que llevó las fronteras de Birmania hasta los límites de la India Británica.

En 1822 las conquistas birmanas de Manipur y Assam extendieron la frontera entre la India británica y el reino de Ava. Los británicos, con base en Calcuta, tenían sus propios planes para la región, y apoyaron activamente rebeliones en Manipur, Assam y Rakáin. Calcuta declaró unilateralmente Cachar y Jaintia protectorados británicos y se enviaron tropas.[3]

Los británicos tenían razones adicionales para la guerra: la expansión de la esfera de influencia de la Bengala británica y el deseo de nuevos mercados para sus manufacturas.[5]

La Primera guerra anglo-birmana (1824-1826) terminó con una victoria de la Compañía Británica de las Indias Orientales, en la que Birmania perdió por el Tratado de Yandabo el territorio conquistado previamente en Assam, Manipur y Rakáin.[8]

Esta primera guerra fue la más larga y más cara en la historia de la India Británica. Quince mil soldados europeos e indios murieron, además de un número desconocido de soldados del ejército birmano y civiles. La campaña costó entre cinco a trece millones de libras esterlinas (alrededor de 18,5 mil a 48 mil millones en dólares americanos en 2006)[9]

En 1852 el comodoro Lambert fue enviado a territorio birmano y tras una acción marítima contra los birmanos estalló la Segunda Guerra Anglo-Birmana. La guerra provocaría la pérdida de más territorios y una revuelta que acabaría con el rey Pagan Min que fue remplazado por su medio-hermano Mindon Min (1853-78). Este trató de modernizar su reino e impulsar la economía y trasladó la capital a Mandalay.

El rey Mindon trató de reajustarse al empuje del imperialismo. Promulgó las reformas administrativas y creo una Birmania más receptiva a los intereses extranjeros.

Pero para los británicos no fue suficiente y en 1885, bajo el pretexto de que el rey, Thibaw Min, era un tirano simpatizante de los franceses, declararon una Tercera Guerra Anglo-Birmana, por la que toda Birmania quedó bajo el dominio del Imperio Británico. Las tropas británicas entraron en Mandalay el 28 de noviembre de 1885 y Birmania se adjuntó al Imperio británico el 1 de enero de 1886.

La resistencia armada birmana continuó esporádicamente durante varios años, y el comandante británico tuvo que obligar a la Corte Suprema de Justicia a seguir funcionando. Los británicos decidieron anexar toda la Alta Birmania como una colonia, y el país entero se convirtió en una provincia del Imperio de la India. La nueva colonia de la Alta Birmania se adjuntó a la Provincia de Birmania el 26 de febrero de 1886. Rangún, después de haber sido la capital de la Baja Birmania Británica, se convirtió en la capital de la provincia.