Basílica de Nuestra Señora de la Candelaria (Medellín)

Basílica Menor de Nuestra Señora de la Candelaria de Medellín
Monumento Nacional
de Colombia[1]
Iglesia de Nuestra Señora de la Candelaria-Mede.JPG
Fachada principal.
TipoBasílica menor
UbicaciónMedellín, Antioquia
Bandera de Colombia Colombia
Coordenadas6°14′59″N 75°34′02″O / 6°14′59″N 75°34′02″O / -75.56722222
Uso
Cultocatólico
DiócesisArquidiócesis de Medellín
Arquitectura
Construcción12 de marzo de 1768-2 de febrero de 1776
ArquitectoJosé Varón de Chávez
Estilo arquitectónicoColonialNeoclásico

La Basílica Menor de Nuestra Señora de la Candelaria o simplemente Iglesia de La Candelaria, como se le conoce más popularmente, es un templo de culto católico dedicado a la Virgen María bajo la advocación de la Candelaria. Está situada en el centro de la ciudad de Medellín Colombia, vecina del territorio de la Catedral Basílica Metropolitana de la Inmaculada Concepción, al costado oriental del Parque de Berrío,

Fue catedral de la Arquidiócesis de Medellín entre 1868 y 1931, cuando este título pasó a la Catedral Basílica de la Inmaculada Concepción. Es una construcción colonial, de estilo neoclásico, planta rectangular, con tres naves y crucero. Su estructura levantada en muros de piedra y construida en cal y canto ha sido “remendada” a lo largo de su historia, con sustancias ajenas a esas características.

El 8 de diciembre de 1970 el papa Paulo VI le concede al templo el título Basílica Menor.[2]​ En 1997 fue restaurada con la técnica y los materiales utilizados en la época de su construcción, y el 31 de julio de 1998 por resolución 0795 fue declarada la edificación Monumento Nacional de Colombia.

Historia

La Basílica Menor de Nuestra Señora de La Candelaria de Medellín es la primera parroquia de la ciudad. Su primera construcción, en madera y techo de paja, fue emprendida por el cura Don Juan Gómez de Ureña, en 1649, 26 años antes de Medellín ser erigida como villa, esta construcción inicial fue muy pobre en solidez.

Nave Central.
Nave lateral derecha.

Se dedicó a Nuestra Señora de la Candelaria, advocación de especial devoción para los españoles y particularmente para los marinos que cruzaron el Atlántico para llegar al Nuevo Mundo.

Las primeras imágenes de la "Presentación del Niño Dios en el Templo y la Purificación de su Santísima Madre" fueron donadas por don Ramón Álvarez. El cuadro de la Purificación que se venera en el altar mayor, y que fue coronado canónicamente, fue obsequiado, según la tradición, por la reina regente de España Mariana de Austria y por su hijo Carlos II.

En 1712 fue reedificada en tapia por el tercer párroco Don Carlos de Molina y Toledo. En 1766 el Cabildo constató que el templo amenazaba ruina y acordó tumbarlo para levantar uno nuevo El párroco de ese entonces, padre Juan Salvador de Villa y Castañeda, puso manos a la obra con planos del gobernador de la provincia, que no era arquitecto, José Varón de Chávez. El 12 de marzo de 1768 comenzó la construcción del actual edificio. La inauguración se efectuó el 2 de febrero de 1776 y el costo fue de 20.000 castellanos de oro.

En 1826 el culto fue trasladado a la Iglesia de la Veracruz mientras se reparaba el techo. En 1850 se volvió el culto a La Veracruz para hacerle otra importante reforma, con la construcción del altar de calicanto. Ese mismo año llegó el órgano Walcker.

Entre 1857 y 1860 el Pbro. José María Gómez emprendió el cambio de la cúpula por la cúpula toscaza que corona el presbiterio.

El Padre José Dolores Jiménez compró en París, en 1865, el Sagrario de plata, con su correspondiente expositorio.

El 8 de diciembre de 1868 se inauguró la Diócesis de Medellín y la Candelaria se convirtió en su primera catedral, hasta el 11 de agosto de 1931, cuando se consagró la actual, llamada la “Catedral Metropolitana de Medellín”.

Iglesia Nuestra Señora de la Candelaria en 1870, antes de terminar las torres y cuando aun era la Catedral.

El 28 de febrero de 1888 se terminaron las dos torres delanteras, que reemplazaron las sencillas espadañas anteriores y el 1 de febrero de 1890, a las 12 del día, sonaron por primera vez para anunciar la fiesta de la patrona, las tres campanas traídas de Nueva York y fundidas con las tonalidades de do, mi, sol.

Para la coronación de la Venerada Imagen, en 1950, por privilegio concedido por S.S. Pío XII, a petición de los feligreses encabezados por su Arzobispo, monseñor Joaquín García Benítez, se procedió a nuevas reformas.

El 8 de diciembre de 1970 fue consagrada como Basílica Menor. El título se lo confirió S.S. Paulo VI, durante el arzobispado de monseñor Tulio Botero Salazar, y el curato del Pbro. Manuel José Betancur Campuzano.

Tiene un artístico sagrario de plata y una rica custodia, además del valioso joyero de la Virgen. Posee un brazo de San Félix y una importante pinacoteca en la sacristía. La imagen más venerada es la de Jesús Caído.

En 1997 fue restaurada con la técnica y los materiales utilizados en la época de fabricación.