Banco de Desarrollo del África Occidental

Sede del BOAD en Lomé, Togo.

El Banco de Desarrollo del África Occidental, conocido por sus siglas en francés BOAD (Banque ouest-africaine de développement) y en español también por Banco de Desarrollo del Oeste Africano, es una institución pública de carácter internacional. Fue creada por un tratado firmado el 14 de noviembre de 1973. Es una institución especializada común a los ocho Estados de la Unión Económica y Monetaria del Oeste Africano (UEMOA), que son Benín, Burkina Faso, Costa de Marfil, Guinea Bissau, Malí, Níger, Senegal y Togo.

Tiene por objeto la lucha contra la pobreza, la promoción del desarrollo equilibrado de los Estados miembros y la realización de la integración regional. Su sede se encuentra en Lomé (Togo) pero dispone de una Misión residente en cada uno de los otros siete Estados miembros.

Pretende «promover el desarrollo equilibrado de los Estados miembros y contribuir a la realización de la integración económica del África occidental» financiando proyectos prioritarios de desarrollo rural, infraestructuras de base, infraestructuras modernas, telecomunicaciones, energía, industrias, transporte, agroindustrias, turismo y otros servicios.[1]

Historia del BOAD

Dos ideas fuerza, emanación de la voluntad política claramente expresada por los Estados de la UEMOA, están en el origen de los estudios que inspiraron la creación del BOAD a partir de 1969:

  • ir más allá de la unión monetaria, aprovechando la pertenencia de los Estados miembros a este mecanismo para incidir sobre su desarrollo de los países miembros;
  • utilizar los resultados de explotación del Banco Central de los Estados de África Occidental (BCEAO) para financiar acciones comunes de desarrollo.

A la presidencia del BCEAO le fue por tanto encomendada la misión de estudiar los objetivos, las estructuras y los medios del organismo común que debía ponerse en marcha.

El anteproyecto del nuevo tratado de la Unión Monetaria presentado al Comité de Ministros celebrado en Uagadugú del 14 al 16 de marzo de 1973, prevé, junto al Banco Central renovado, instituciones comunes para financiar el desarrollo.

Así, el 14 de noviembre de 1973, los jefes de Estado de la Unión Monetaria firman el nuevo tratado que constituye la Unión Monetaria con, anexos, los nuevos estatutos del Banco Central y el acuerdo que constituye el Banco de Desarrollo del África Occidental (BOAD).

El cuadragésimo aniversario del BOAD se celebró en Lomé en noviembre de 2013. Ha sido objeto de un coloquio internacional sobre los nuevos envites de la UEMOA. Entre las sesiones temáticas se han presentado varias sobre crecimiento verde. El potencial de la transición energética en la UEMOA ha sido reconocido y ha constituido el objetivo de una investigación en la Universidad de la Sorbona.[2]