Anna Anderson

Anna Anderson
AnnaAnderson1922.jpg
Anna Anderson en Berlín, Alemania, en 1922
Información personal
Nacimientoc. de 1896
Flag of Prussia (1892-1918).svg Borowy Las, Prusia Occidental, Reino de Prusia, Imperio alemán (actualmente Polonia)
Fallecimiento4 de febrero de 1984
Bandera de Estados Unidos Charlottesville, Virginia, Estados Unidos
Familia
CónyugeJohn Eacott Manahan
Información profesional
OcupaciónImpostor Ver y modificar los datos en Wikidata

Anna Anderson (c. de 1896-12 de febrero de 1984) fue la más conocida de varias mujeres que afirmaron ser la gran duquesa Anastasia de Rusia,[2]​ la hija más joven del zar Nicolás II —último zar de la Rusia Imperial y su esposa, la zarina Alejandra, quienes fueron asesinados por los bolcheviques el 17 de julio de 1918, en Ekaterimburgo—, pero la localización de su cuerpo se desconocía.

Anderson había sido internada en un hospital psiquiátrico en 1920, después de que intentara suicidarse en Berlín. Al principio fue registrada con el nombre Fräulein Unbekannt —literalmente en alemán «señorita desconocida»— debido a que rechazó revelar su identidad. Más tarde usaría el apellido Tschaikovsky y luego, Anderson. En marzo de 1922, las declaraciones de que era una gran duquesa rusa atrajeron por primera vez la atención pública. La mayor parte de los miembros de la familia de Anastasia y los que la conocían, incluyendo al tutor de la corte Pierre Gilliard, dijeron que era una impostora, pero otros estaban convencidos de que era Anastasia. Una investigación privada financiada por el hermano de la zarina, Ernesto Luis de Hesse-Darmstadt, gran duque de Hesse, realizada en 1927, la identificó como Franziska Schanzkowska, una obrera polaca con un historial de enfermedades mentales. Después de un pleito legal que se prolongó por varias décadas, los tribunales alemanes resolvieron que Anderson no había logrado demostrar que era Anastasia. Sin embargo, su reclamación alcanzó «notoriedad» debido a la amplia cobertura que recibió de los medios de comunicación.[3]

Entre 1922 y 1968, vivió en los Estados Unidos y Alemania con varios de sus partidarios, además de permanecer ocasionalmente en sanatorios y asilos de ancianos. En 1968, viajó de nuevo a Estados Unidos y poco antes del vencimiento de su visa se casó con Jack Manahan, un profesor de Historia virginiano. Manahan fue calificado más adelante como «probablemente el excéntrico más querido de Charlottesville».[11]

Asesinato de la familia imperial rusa

Las primeras manifestaciones de la Revolución rusa se dieron en febrero de 1917 y ante la imposibilidad de controlar la situación, Nicolás II abdicó al trono el 15 de marzo de ese mismo año.[14]

Tras la abdicación de Nicolás II, Rusia entró precipitadamente en una guerra civil (1918-1922). Las negociaciones para la liberación de la familia imperial entre los bolcheviques y el resto de la familia, muchos de ellos importantes miembros de casas reales europeas, se suspendieron.[16]

Según la historiografía tradicional, Anastasia fue asesinada junto a toda su familia la noche del 17 de julio de 1918 en el sótano de la casa Ipátiev en Ekaterimburgo. Su muerte fue verificada por varios testigos presenciales. Yákov Yurovski, el comisario chequista encargado de la ejecución, declaró que toda la familia imperial, incluyendo a Anastasia y su séquito, habían sido ejecutados.[17]

Sin embargo, también hubo algunos testigos presenciales que aseguraron que Anastasia había sobrevivido a la matanza. Entre ellos estaba el sastre vienés Heinrich Kleibenzetl, que vivía y trabajaba frente a la casa Ipátiev, pero no pudo aportar más prueba que su testimonio ante un tribunal en la década de 1960.[18]