Abuso sexual

Dibujo de Martin Van Maële que sugiere la violación y asesinato de una mujer a manos de un indigente.

Abuso sexual es una expresión utilizada con diversos alcances, según los países, para referirse genéricamente al acto en perjuicio de la libertad sexual de otra persona. En Argentina el término se utiliza para denominar el delito de "abuso sexual", que abarca todos los actos de naturaleza sexual cometidos contra personas menores de trece años y contra las mayores de esa edad, cuando hubiera violencia, amenaza, intimidación debido a una relación de subordinación, o cuando se hubiera aprovechado de que la víctima no haya podido consentir libremente la acción (arts. 119-124 CP), contemplando diversas agravantes, entre ellas la penetración sexual no consentida (violación). En España el término se usa para denominar los delitos sexuales en los que no hubo violencia, ni penetración no consentida (arts. 181-182 CP).[1]

Tipos de abuso sexual

En algunas legislaciones, como la argentina, la violación se considera un delito de abuso sexual, mientras que en otra, como la española, la violación constituye un delito más grave denominado "agresión sexual".

En el caso de abuso sexual infantil, los fenómenos que se desencadenan tienen que ver con trastornos en el desarrollo psicosexual. Una dificultad en la relación madre-hija puede complicar el riesgo para el abuso sexual infantil y las consecuencias del abuso.[2]